La Justicia europea ha dado esta mañana una buena noticia a los aproximadamente tres millones de españoles que tienen contratadas hipotecas con cláusulas suelo al declarar incompatible con el derecho comunitario la decisión del Tribunal Supremo de limitar los efectos retroactivos de su devolución en los casos que se ajusten a los criterios para declararlas abusivas y nulas en mayo del 2013. Los bancos van a tener que devolverles todo lo que les han cobrado de más en virtud de estas cláusulas, hasta 7.500 millones de euros en total, de acuerdo con diferentes estimaciones.

El Juez de la Seu d'Urgell, instructor del caso sobre un presunto delito de estafa en la que los investigados se habrían valido de la enfermedad de una menor para recaudar dinero, dictó el pasado 9 de diciembre de 2016 dos autos de los que los medios se han hecho eco: en uno de ellos acordaba la prisión provisional, comunicada y sin fianza del padre de la menor, y en el otro adoptaba como medidas cautelares civiles necesarias para proteger a la niña, la suspensión de la patria potestad tanto del padre como de la madre.

En el 27% de las familias españolas, las parejas se conocieron en el marco de un programa Erasmus, y el volumen de niños nacidos de estas relaciones supera ya el millón.

La Seguridad Social se opuso pero el TSJC precisa que la exigencia de que no exista vínculo matrimonial previo sólo debe concurrir en el momento del fallecimiento. El hombre obtuvo el divorcio de su anterior pareja un año y medio antes de su fallecimiento.

El mundo judicial reclama un Pacto de Estado para poner fin a deficiencias históricas.

Los expertos solicitan una mejor organización y más medios para poder ofrecer un servicio público de calidad a todo el mundo